Remedio para los hispanos de Arkansas con obesidad

Foto: www.CDC.gov

En un estudio reciente del Centro de Control y Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), encontró que Arkansas es uno de los estados con más índice de obesidad de la nación entre los hispanos mayores de 18 años, alcanzando un 34% entre este grupo.

El informe indica que los adultos tienen una mayor prevalencia de obesidad y es más probable que sufran peores resultados por enfermedades como el COVID-19. Los grupos de minorías no cuentan con amplias oportunidades de salud, física y emocional, y han aumentado los riesgos de enfermedad y muerte.

Para asistir con este fenómeno de la obesidad, el CDC recomendó un diseño vecindario que facilite el acceso a alimentos y bebidas que son saludables y asequibles. Esto incluye el acceso a lugares seguros y convenientes para ejercer actividad física y así combatir la obesidad entre población. Para eliminar este problema, es necesario tomar medidas a un nivel que garanticen la prevención y el control de la obesidad a una etapa temprana.

De igual forma, el CDC se enfoca en que todos tengan acceso a una buena nutrición y se mantengan físicamente activos. Por eso es por lo que pide a los líderes comunitarios que colaboren y trabajen para garantizar que sus comunidades respalden un estilo de vida saludable y activo para todos, como nos cuenta la coordinadora de la salud de Arkansas Coalition for Obesity Prevention, Ashleigh Story.

"Primero vamos a empezar por comer yogur griego sin grasa, el cual cuenta con una alta proteína, calcio, vitaminas, y probióticos, los cuales mejoran el microbiota intestinal", dijo Story. "También, haciendo intercambios simples para poder cortar calorías y así incrementar el consumo de proteína que beneficia la reducción de carbohidratos quemando grasas, y al final, llegamos a combatir la obesidad".

Story dice que, si seguimos estos pequeños consejos, van a traer grandes cambios a nuestras vidas que finalmente nos resultará en una mejor salud.

Para Maribel Corona, quien vive en el área de Springdale y que cada tercer día hace ejercicios en un gimnasio de la región, dice que seguir los consejos de los expertos en obesidad es lo mejor para una vida saludable.

"Yo me siento muy ligera desde que empecé una dieta balanceada de comer bien, y hacer ejercicios continuamente para ir rebajando el sobrepeso", dijo Corona. "Desde que empezó el año, he bajado 27 libras y todavía me falta mucho más".

En cuanto a programas para prevenir la obesidad, el gobierno federal ha puesto a disposición, por medio de la División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad (DNPAO por sus siglas en inglés), fondos monetarios para cada estado.

Para el año fiscal del 2021, nuestro estado recibió $2,107,540, de los cuales, $658,162 se destinaron al departamento de ciencias médicas de la universidad de Arkansas para lanzar un programa de nutrición y actividad física para disminuir el sobrepeso de las personas.

Uno de esos programas, incluyó la implementación de políticas locales de entorno a la construcción, rutas para bicicletas y peatones, aceras y senderos que aumenten la seguridad y facilita el acceso a toda clase de actividad física.

Entre otras de las medidas, se encuentra el añadir cursos de prevención a la obesidad que incluyen temas como: evitar el estrés, dormir suficiente para evitar subir de peso, proveer recursos a personas de bajos ingresos para que puedan tener acceso a una nutrición saludable y de bajo costo.

Sobre todo, la ayuda federal viene con el plan de brindar toda esta información a los niños en las escuelas. De acuerdo con el CDC, este esfuerzo tiene que empezar con instruir a los más pequeños de nuestros entornos, pues el futuro se quedara en sus manos.