Luis Arráez es la bujía en la ofensiva de los Mellizos

Luis Arráez de los Mellizos de Minnesota conecta un sencillo productor en la segunda entrada del duelo ante los Rockies de Colorado, el sábado 25 de junio de 2022, en Minneapolis. (AP Foto/Craig Lassig)


MINNEAPOLIS (AP) -- Apenas unos meses después de que Luis Arráez iniciara su carrera en Grandes Ligas, el manager de Cleveland Terry Francona quedó maravillado con la máquina de bateo que su rival divisional sumaba a su ofensiva, y pronosticó que algún día iba a ganar el título de bateo.

Tres años después, el venezolano de los Mellizos de Minnesota está a medio camino de darle la razón a Francona.

"No puedo apostar en ello, pero desearía haberlo hecho", dijo Francona la semana pasada antes del primero de ocho enfrentamientos entre los líderes de la División Central de la Liga Americana en un periodo de 10 días. "No sé si cada año bateará .360, pero percibes su confianza. Se puede ver de inmediato por la forma en la que se para en la caja de bateo".

Al amanecer el jueves con un porcentaje de .337, algo inusual para esta era, y una ventaja de nueve puntos sobre Rafael Devers de Boston en la Liga Americana, Arráez esgrime argumentos sólidos para ser invitado a su primer Juego de Estrellas una vez que se den a conocer los planteles completos el 10 de julio.

"Tengo buenos números, pienso que tengo que estar ahí", declaró. "Si eso no pasa, seguiré jugando duro y ayudar al equipo a ganar".

Brillando desde lo más alto del orden al bate de los Mellizos, por delante de Byron Buxton y Carlos Correa, Arráez cuenta con 27 juegos con más de un imparable hasta el miércoles, la cifra más alta en las Grandes Ligas. Solamente el primera base de los Cardenales Paul Goldschmidt, líder de la Liga Nacional con .342 al amanecer del jueves, superaba a Arráez en porcentaje de bateo. Goldschmidt es el único toletero con la cantidad de apariciones en el plato necesarias para calificar con mejor promedio de embasado (.424) que Arráez (.418).

Previo al miércoles, Arráez también lideraba las mayores en porcentaje de bateo con dos strikes (.302) y tenía la tercera mejor tasa de ponches por aparición (12,6), es decir es muy difícil sacarlo out vía strikes. Su racha más larga de turnos sin dar un hit esta temporada es de 11.

"Es un tipo de bateador como Rod Carew y Tony Gwynn, que solamente tratan de embasarse para los compañeros que vienen detrás de él", dijo Correa. "Eso es buenísimo en el béisbol porque también recibe bases por bolas. No solamente está acumulando imparables, se embasa más del 40% del tiempo. Es impresionante y ello tiene mucho valor".

En un momento en que está bateando 100 puntos por encima del promedio de las Grandes Ligas, Arráez naturalmente ha sido comparado con Carew, Gwynn e Ichiro Suzuki.

Curiosamente, tanto Carew como Ichiro han declarado públicamente que Arráez es su bateador favorito en la actualidad. Cuando los Mellizos estuvieron en Seattle a principios de este mes, Arráez pudo escuchar los elogios de la voz del japonés.

Firmado cuando tenía 16 años procedente de Venezuela, Arráez nunca ha dejado de ser un bateador productivo. Su promedio de ligas menores de .331, incluido el título de bateo de la Liga de Medio Oeste en 2016 con la sucursal de Clase A en Cedar Rapids, puede dar fe de ello. En sus primeros 12 turnos al bate después de su primer llamado de Grandes Ligas en 2019, Arráez conectó siete imparables.

Lo que le ha ayudado a ser una mejor versión de sí mismo esta temporada ha sido tener rodillas sanas. En las temporadas de 2020 y 2021 le causaron molestias y tuvo que pasar un tiempo en la lista de lesionados. Los Mellizos también decidieron limitarle a defender la primera y segunda base. También ha disputado algunos juegos en la antesala, pero ya no lo toman en cuenta para cubrir el jardín izquierdo.

"Que pueda estar en la tierra del cuadro interior le beneficia de ciertas formas, el que pueda cuidar mejor su físico", comentó el manager de los Mellizos Rocco Baldelli. "Sabe cuidarse. Mientras menos tengamos que ponerle en los jardines, sin tener que estar zambullándose por todas partes, y estrellándose contra el muro, un compañero o cosas así, es algo que le beneficia. Queremos que esté en la alineación todos los días".

Con su manera de agacharse al plantarse en el plato y un swing compacto, Arráez batea consistentemente a todas partes del diamante, siendo únicamente superado por su compañero Gio Urshela en juegos disputados.

"Dediqué un trabajo arduo para alcanzar eso. Por eso me siento tan bien", dijo Arráez. "Puro trabajo fuerte. Si sigo manteniendo mi rutina, creo que salgo con seguridad al batear. Nada más trato de hacer lo mejor que pueda en cada oportunidad".

------

El periodista freelance de AP Mike Cook contribuyó con este despacho.

  photo  Luis Arráez de los Mellizos de Minnesota festeja luego de batear un grand slam ante los Rays de Tampa Bay, el sábado 11 de junio de 2022. (AP Foto/Stacy Bengs)
 
 
  photo  Luis Arráez de los Mellizos de Minnesota celebra tras batear un jonrón ante los Yanquis de Nueva York, el 7 de junio de 2022. (AP Foto/Jim Mone)