La Prensa Libre

Blog

Personal extranjero aún más necesario en balnearios de EEUU

Personal extranjero aún más necesario en balnearios de EEUU
April 29
00:00 2021

El dueño de varios restaurantes de comidas del mar de Cape Cod suspendió los almuerzos y demoró la reapertura de algunos locales porque todavía no llegan los trabajadores que vienen del exterior para la temporada veraniega.

A miles de kilómetros, una pareja jamaiquina no sabe si sus parientes podrán acompañarla a ese popular balneario en torno al cual gira la economía de todoese grupo familiar desde hace décadas.

En Estados Unidos se están levantando algunas restricciones a los viajes y los balnearios anticipan una temporada con mucho movimiento. Pero los dueños de hoteles, restaurantes y tiendas dicen que una escasez de personal agravada por la pandemia del coronavirus puede obligarlos a limitar la cantidad de gente que reciben y acortar horas y servicios, e incluso a permanecer cerrados justo cuando el sector se reactiva tras un año paralizado por el COVID-19.

El problema es doble: No solo la llegada de extranjeros se suspendió en muchos sitios por la pandemia, sino que cuesta conseguir trabajadores locales a pesar del desempleo que generó la pandemia.

“Estos patrones deben luchar para que estos trabajadores temporales puedan venir al país y también buscar personal dentro de Estados Unidos”, expresó Brian Crawford, vicepresidente ejecutivo de la American Hotel and Lodging Association, una organización de Washington que vela por los intereses del sector. “Es muy frustrante. Tratan de sobrevivir después de un año desastroso por la pandemia y siguen enfrentando problemas”.

El presidente Joe Biden dejó que expirase este mes una polémica suspensión de visas para trabajadores temporales como el programa J-1 para estudiantes y el H-2B para trabajadores ajenos al sector agrícola que impuso su predecesor Donald Trump.

Pero las embajadas y consulados de Estados Unidos siguen cerrados o disponen de muy poco personal en varios países. Y Estados Unidos impuso restricciones a los viajeros de numerosos países, incluidos el Reino Unido, Irlanda, Brasil y Sudáfrica, debido a nuevas variantes del virus o a aumentos en los contagios de COVID-19.

Activistas que defienden el programa J-1, que trae unos 300.000 estudiantes extranjeros todos los años, enviaron el jueves una carta al Departamento de Estado en la que pidieron que excluyesen a los solicitantes de estas visas de las prohibiciones de viaje y a que ofreciesen otros alivios para que puedan comenzar sus trabajaos del verano. Ilir Zherka, director de la Alliance for International Exchange (Alianza para los Intercambios Internacionales), que envió la carta junto con más de 500 organizaciones y empresas, dijo que el programa J-1 no solo beneficia a las economías de la zona, sino que ayuda a reforzar la seguridad nacional al promover una comprensión y valorización de la cultura estadounidense.

Los partidarios del programa H-2B, por su parte, insisten en que hay que ampliar esa iniciativa, que ofrece 66.000 visas al año. El gobierno de Biden dijo el martes que añadirá otras 22.000 visas para satisfacer la demanda, pero legisladores de New England y otras regiones dicen que necesitan más visas.

“Esa cifra es ínfima. Ni se acerca a lo que necesitamos”, afirmó el representante demócrata Bill Keating, de Cape Cod.

Cem Küçükgenç, estudiante de ingeniería de 22 años en la Universidad Técnica del Medio Oriente de Turquía, es uno de los miles de estudiantes extranjeros de todo el mundo que esperan una visa J-1.

Lo contrató un restaurante de Sturgeon Bay, Wisconsin, para el verano, pero la embajada estadounidense en Ankara dice que no podrá procesar las visas temporales de trabajo a tiempo para la temporada veraniega.

“Me recibo el año que viene”, dijo Küçükgenç. “No sé cuándo volveré a tener otra oportunidad”.

En Jamaica, Freda Powell dice que ella y su marido recibieron visas H-2B y viajarán a principios de mayo a Cape Cod, donde trabajan en tiendas y restaurantes desde hace 20 años durante los veranos.

Powell, de 55 años, teme que sus hermanos y otros parientes no tengan la misma suerte. La embajada de Estados Unidos en Kingston suspendió temporalmente el procesamiento de visas por el aumento de contagios del COVID-19 en la isla, según dijo Powell.

“En Jamaica puedes trabajar, pero ganas muy poco”, manifestó la mujer. “Con el dinero que ganas en Estados Unidos puedes comprarte un auto, arreglar la casa, mandar a los chicos a la escuela y ahorrar”.

La incertidumbre en torno a la llegada de extranjeros obliga a los negocios a tratar de conseguir personal nacional o a limitar sus servicios hasta que lleguen refuerzos.

En White Moiuntains, de New Hampshire, el parque temático alusivo a la Navidad Santa’s Village ofrece a los estudiantes universitarios alojamiento gratis.

Associated Press
ap@nwadg.com

About Author

Related Articles

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias