La Prensa Libre

Blog

COVID-19 ha forzado a abogados de inmigración para encontrar nuevas formas de trabajar

COVID-19 ha forzado a abogados de inmigración para encontrar nuevas formas de trabajar
December 31
00:00 2020

Gladiola Pelayo-Ramirez y Erin Haisman se vieron obligadas a cerrar las puertas de su negocio, las Oficinas Legales de Roy Petty, en Rogers, después de que los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos suspendieran todos los negocios en persona para sus oficinas de campo debido al COVID-19. pandemia el 18 de marzo.

La oficina de abogados no se ha abierto al público desde entonces, envés se comunica con los clientes a través de correo electrónico, teléfono y un sistema de correo de entrega a su buzón.

“Lo que hemos aprendido es que hay más de una manera de hacer nuestro trabajo”, dijo Pelayo-Ramirez. “No tenemos miedo de probar cosas nuevas. Aunque extrañamos el contacto personal con los clientes … todavía podemos hacer nuestro trabajo de la forma en que lo hemos estado haciendo.”

Aunque la oficina ha seguido las regulaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los ocho miembros del personal en persona aún siguen en riesgo de contraer COVID-19 en sus vidas personales.

Pelayo-Ramirez trabajó desde su casa durante casi todo septiembre después de que contrajo el virus de su esposo al principio del mes. Tres de sus hijos también se infectaron.

Haisman, que no ha sido infectada con COVID-19, dijo que le preocupa que sea más difícil establecer una conexión con los clientes por teléfono.

“Nos ocupamos de muchos casos de asilo, típicamente la gente ha pasado por un trauma”, dijo Haisman. “Explicarle eso a alguien, un extraño, es difícil de todos modos. Tratar de explicárselo a un extraño por teléfono, alguien a quien nunca conociste en persona, puede ser difícil “.

Crear una conexión personal con los clientes es un reto que la ex empleada de Roy Petty, Lilia Pacheco, también ha experimentado al comenzar su firma de abogados.

Lilia Pacheco, de 31 años, trabaja en casos en su oficina en Rogers, Arkansas, el 21 de octubre. La Firma de Abogados de Pacheco abrió durante la pandemia en septiembre y enfrentó el reto de manejar casos remotos. Foto por Mary Hennigan.

Pacheco comenzó su propio negocio en septiembre porque quería una carga de trabajo a un ritmo más lento de lo que trabajaba anteriormente, dijo ella. Aunque varios de los clientes de Pacheco eran casos de Roy Petty que continuaban, ella ha empezado 23 casos nuevos desde que abrió su negocio.

El bufete de abogados Pacheco ha comenzado a permitir que el público vuelva a entrar, tomando varias precauciones, dijo Pacheco.

“Los miembros de la familia deben esperar en el carro”, dijo. “No debería haber más de dos personas en el pasillo”.

Las citas también se programan con una hora de diferencia, dejando suficiente tiempo entre los clientes para permitir un número limitado de personas en el edificio.

Navegar los negocios durante la pandemia ha creado obstáculos para las firmas de abogados, pero las circunstancias han obligado a los dueños a ser innovadores con la tecnología y a crear formas eficientes de trabajar.

Staff Report
lpstaff@nwadg.com

About Author

Related Articles

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias