La Prensa Libre

Blog

Los hogares de ancianos de Arkansas ven un aumento de muertes por COVID-19

November 05
00:00 2020

FAYETTEVILLE — Mientras Arkansas registra un resurgimiento de casos de COVID-19 y un número creciente de muertes, los datos estatales y federales muestran que los residentes de asilo de ancianos representan al menos una de cada tres muertes por COVID-19 en el estado.

Este alto número de muertes en hogares de ancianos se produce cuando el gobernador Asa Hutchinson bajo las restricciones de visita, una medida impulsada por las guías federales, pero que se produce a pesar de las alarmantes tasas de transmisión comunitaria en todo el estado. El jueves, por ejemplo, el estado reportó 1,278 nuevos casos de COVID-19, un récord histórico para un día.

Entre el 21 y el 27 de septiembre, el 23% de los asilos de ancianos en Arkansas reportó un nuevo caso de COVID-19, y 5% reportaron al menos una nueva muerte de residente debido a COVID-19, según el informe del 4 de octubre de la fuerza especial sobre Coronavirus de la Casa Blanca.

Charlotte Bishop, el Ombudsman de atención a largo plazo de Arkansas y un defensor público de los residentes de asilo de ancianos, dijo que mientras los centros médicos sigan los protocolos adecuados y las evaluaciones de visitantes, no cree que la flexibilización de las restricciones de visitas suponga un mayor riesgo de exposición al COVID-19 para los residentes. La información del departamento de salud de Arkansas (ADH) enseña que los de mayor edad, hasta aquellos que no están en un asilo de ancianos, están en alto riesgo para la muerte o enfermedades graves de COVID-19. El 12 de octubre, el 75% de todas las muertes por COVID-19 en el estado fueron personas de 65 años o más.

Con los de mayor edad en tan alto riesgo, las condiciones de los asiles son aún más importante como estos edificios, como escuelas y prisiones, pueden ver una rápida propagación de la enfermedad. En un resumen del estudio del control de infecciones, realizado por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), algunos centros de asilos con altas muertes de residentes de COVID-19 revelaron deficiencias en el control de infecciones adecuado.

Un estudio del 28 de septiembre encontró que Hot Springs Nursing & Rehabilitation, A Water’s Community no cumplía con las regulaciones de control de infecciones y no había implementado las prácticas COVID-19 recomendadas por los CMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Al 12 de octubre, Hot Springs Nursing & Rehabilitation tuvo las muertes de residentes por COVID-19 más altas del estado.

Tonya Brown, administradora de Hot Springs Nursing & Rehabilitation, dijo: “La seguridad y el bienestar de nuestros residentes y personal es nuestra principal prioridad, y estamos siguiendo las medidas preventivas recomendadas hasta que el virus haya sido erradicado de nuestra comunidad”.

Ha sido difícil determinar los totales de muerte para cada centro en Arkansas. La ADH publica informes diarios sobre nuevos casos positivos en los asilos, pero las cifras de muertes solo se actualizan una vez a la semana. Los informes de la ADH no proporcionan una lista completa de centros médicos. Los centros solo se incluyen si ha habido casos positivos nuevos o adicionales, por residente o miembro del personal, en los últimos 14 días. Los Centros de Medicare y Medicaid, por el contrario, proporcionan detalles más completos de las muertes y los casos por centro a lo largo del tiempo.

Después de que Arkansascovid.com hizo varias solicitudes para una lista completa de muertes en hogares de ancianos, y señaló los datos más detallados por el gobierno federal, el ADH proporcionó una lista del total de muertes de residentes por COVID-19 por centro desde el 12 de octubre. Los detalles se proveen en la tabla interactiva anterior.

Los expertos en los asilos dicen que los centros están tratando de balancear la prevención de la propagación del COVID-19 en los centros con la salud mental y el bienestar de los ancianos, algunos de los cuales han estado aislados de las visitas de amigos y familiares por meses.

“Se les pide que permanezcan en sus cuartos el mayor tiempo posible. Un amigo mío hizo referencia a ver un alto nivel de depresión entre los residentes debido a eso”, dijo Holly Felix, profesora asociada e investigadora de salud pública en la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas (UAMS).

Pequeños cambios, como el cambio de cenas comunitarias a cenas privadas, han tenido un impacto negativo en el bienestar de los residentes de hogares de ancianos. Para algunos, la falta de reuniones comunitarias, además de no poder salir del centro o ver a los visitantes, incluida la familia, ha afectado la salud de los residentes.

Los asilos de ancianos enfrentan el desafío adicional de mantener la seguridad del personal y la seguridad de la comunidad en general, dijo Mark Williams, Ph.D., Decano de la Facultad de Salud Pública Fay W. Boozman de la UAMS.

“Una institución dentro de una comunidad no está divorciada de esa comunidad, incluso si la población [de la institución] está, como se podría decir, aislada”, dijo Williams.

Williams incluyó que los asilos son porosos porque el personal de apoyo, como enfermeras, cocineros y limpiadores, viaja de un lado a otro de la comunidad, lo que genera una alta probabilidad de transmisión comunitaria.

Debido a que los datos de ADH no proveen información sobre cuándo se reportaron las muertes de residentes, Arkansascovid.com examinó los datos de CMS para los informes semanales, que se obtuvieron a través de la Red Nacional de Seguridad de la Salud (NHSN) de los CDC.

Este programa federal requiere que los asilos envíen datos manualmente e incluye las muertes sospechosas de residentes por COVID-19, a diferencia de que ADH solo informa las muertes confirmadas por COVID-19. Esta es una de las discrepancias en los totales de muertes entre los datos federales y de Arkansas. Arkansascovid.com ha encontrado que un centro ingresó datos incorrectamente en el sistema federal. El asilo de ancianos de la ciudad de Dermott figura en los datos de CMS como el que tiene la mayoría de las muertes en hogares de ancianos, pero al verificar esto, Arkansascovid.com determinó que los datos eran inexactos. De hecho, la ADH informó que Dermott City tuvo un total de 8 muertes por COVID-19 hasta el 12 de octubre. Dermott City Nursing Home se negó a comentar.

La ADH reportó 566 muertes de residentes de asilos de ancianos por COVID-19 de un total estatal de 1,586 muertes el 12 de octubre. En comparación, el CMS, con su contabilidad más amplia de muertes en hogares de ancianos, informó 584 muertes de residentes el 27 de septiembre. Al comparar los totales de los hogares de ancianos federales del 7 de octubre con las muertes totales en los seis estados fronterizos, Arkansas tiene la segunda proporción más alta detrás de Missouri.

Según los datos de ADH, Hudson Memorial Nursing Home en el condado de Union, tuvo un erupción de casos en septiembre que resultó en al menos 39 nuevos casos de residentes y 14 muertes de residentes para el 5 de octubre. Al 12 de octubre, 14 residentes tienen infecciones COVID-19 activas. Hudson Memorial Nursing Home declinó hacer comentarios.

Beebe Retirement Center, ubicado en el condado de White, reportó 64 nuevos casos entre el 12 de agosto y el 12 de octubre, totalizando 71 casos. De los 64 casos, 17 residentes han muerto, 50 se han recuperado y cuatro permanecen activos. Beebe Retirement Center declinó hacer comentarios.

Pleasant Manor Nursing & Rehab, ubicada en el condado de Little River, informó 52 nuevos casos de residentes en agosto. Hasta el 12 de octubre, ha habido 16 muertes de residentes. Pleasant Manor Nursing & Rehab declinó hacer comentarios.

Arkansas continúa experimentando una de las tasas per cápita más altas de COVID-19 en el país, según el grupo de la fuerza especial sobre Coronavirus de la Casa Blanca. Los profesionales y expertos de la salud instan al público a considerar el impacto que tiene en comunidades enteras, especialmente en aquellas consideradas más vulnerables debido a la edad y las condiciones de salud existentes.

“Escuché el argumento que la gente no muere de COVID-19; mueren de otras cosas mientras tienen COVID-19. Ese es un argumento erróneo”, dijo Williams.

Él agregó que muchos ancianos en el asilo tienen condiciones subyacentes y enfada esos problemas. “Sin esa chispa” de una infección por COVID-19, dijo Williams, “entonces no pasaría nada más. Básicamente, el paciente continuaría como de costumbre, y eso a veces se señala con personas que están en hogares de ancianos o mayores de 75 años.”

Staff Report
lpstaff@nwadg.com

About Author

Related Articles

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias