La Prensa Libre

Blog

Candidata Laurie Marshall para Justicia de la Paz

Candidata Laurie Marshall para Justicia de la Paz
October 08
00:00 2020

SPRINGDALE — Una mujer que nació y tiene 30 años viviendo en el condado de Washington está lista para representar su comunidad. Laurie Marshall, empezó su campaña para justicia de la paz en el distrito 3 del condado. Fayetteville ha sido su hogar por años ya que su familia tiene generaciones en el noroeste de Arkansas. Sin embargo, actualmente ella es residente en la ciudad de Springdale y entiende la necesidad de implementar diversidad no solo en su ciudad sino también a mayor escala.

Ella tiene la experiencia de haber vivido toda su vida en el condado de Washington. También ha servido como voluntaria en diferentes ambientes supervisando presupuestos y manejando el dinero. Todo lo ha hecho trabajando con gente que no piensa igual que ella y eso es lo que le va ayudar a representar una comunidad tan diversa como Springdale, dijo Marshall. Esto no es solo para los que voten por ella sino también los que no votaron por ella pero que sería responsable por representar.

Springdale ha sido el hogar de Marshall por los últimos 15 años y ella fue invitada el año pasado por Beth Coger, candidata para justicia de la paz distrito 6 en el condado de Washington, a ir a un tribunal de quórum. Ella se dio cuenta de que el gobierno del condado a veces se espera hasta el último momento para resolver problemas en vez de planear cómo prevenirlo antes de que ocurra. Por eso ella quiere ser la persona que piensa en el futuro para ver cómo puede ahorrar dinero para todos sin tener que gastar cantidades grandes en el último momento que se tiene que reparar algo. Ella decidió empezar su campaña para escuchar a su distrito y representarlos en los tribunales de quórum.

“Yo siempre he sido esa persona que si escucho gente diciendo ¿porque no están haciendo algo? yo miro a mi alrededor y si realmente nadie está haciendo algo entonces yo me encargo de tomar acción y organizar algo”, dijo Marshall.

Laurie dice que a ella no le importan los asuntos o opiniones de política o religión. Ella lo que quiere es escuchar lo que tiene que decir la gente para saber qué decisiones tiene que tomar y en qué favor votar en el tribunal de quórum. Le gustaría ver más transparencia en el aspecto del tribunal del quórum y que se le informe a la gente de todo porque está escrito en la ley y es la razón por la cual estos tribunales son públicos.

“Aunque yo no esté de acuerdo con lo que me pida mi distrito, eso no importa”, explicó Marshall. “Mi trabajo si soy elegida es votar en favor de lo que la gente me pida porque mi trabajo es representarlos a ellos”.

El plan no es integrarse para ser justicia de la paz y actuar como que ella lo sabe todo. Al contrario, ella planea tener juntas con los representantes de los departamentos en la ciudad para aprender cómo funcionan y que necesitan.

“Algo de lo que me enorgullezco es que si no sé la respuesta a algo, yo me encargo de encontrar a alguien que me ayude”, dijo Marshall.

Marshall apoya a la policía pero cree que ellos tienen que atender situaciones en la que ellos no están entrenados adecuadamente. Un instante sería que en vez de ser una situación policial es algo que debería ser tratado por un trabajador social.

“Creo que la clave es escuchar a nuestra comunidad aunque sea para que nos digan que no están contentos y les estamos fallando”, relató Marshall. “Es la única manera en que podemos empezar a ayudar”.

Marshall piensa que el departamento de policía es necesario pero no está en favor de programas como 287(g), donde los agentes de policía estatales y locales colaboran con el gobierno federal (ICE) para hacer cumplir las leyes federales de inmigración.

“Los programas que intentan hacer un ejemplo de alguien no funcionan”, dijo Marshall. “Por ejemplo, si faltas a la corte (un delito) es un sistema roto, la gente todavía sigue fallando”.

La solución aquí para Marshall es tener una relación con comunidades minoristas y la policía directamente pero sin “los anglosajones”. Un programa donde la policía y la comunidad se dan a conocer uno a otro en vez de programas como 297(g) que es una táctica de miedo que se usa para hacer que la gente tema llamar a la policía. Esto tiene que ser algo directamente entre los latinos, marshalés, etc. y la policía porque los blancos no sabemos lo que es tener le miedo a la policía dijo Marshall.

“Nosotros no somos víctimas de ICE o brutalidad policial”, explicó Marshall. “Los líderes de las comunidades minorías tienen que ser los que empiezan esas relaciones sin involucrar a los blancos”.

Es importante que la policía tenga una relación saludable con sus comunidades y comprenda cómo programas como el 287 (g) afectan a quienes viven en sus comunidades dijo Marshall.

Ella quiere ser transparente con toda la comunidad y tener recursos para que los tribunales de quórum estén disponibles en otros idiomas aparte del inglés. En su distrito ella representará a latinos y marshalés.

“Aunque no puedan votar los marshalés que no nacieron en EE.UU. merecen estar informados al igual que todos los demás”, dijo Marshall.

El enfoque de su plataforma es el tránsito público y ayudando a conservar y repartir adecuadamente los presupuestos monetarios de la ciudad para no gastar dólares de impuestos.

“Cuestiones presupuestarias basadas en cambios del censo va ser algo en lo que me quiero enfocar al igual que el tránsito público”, explicó Marshall.

Joel Gardner, el jefe del departamento de Ozark Regional Transit, le explicó a Marshall que la gente nunca mira los autobuses llenos y no ve la necesidad de usar el transporte público. Por eso el tribunal de quórum negó dinero para subir el sueldo de los conductores de camión.

“El noroeste de Arkansas tiene que dejar de pensar que tiene que manejar a todos lados, estamos creciendo y pronto seremos una área metro, si yo viviera en Chicago usaría el tren todos los días”, dijo Marshall.

Ella cree que tiene que haber garajes de estacionamiento cerca al autopista para que la gente deje su carro y se vaya en el camión al trabajo. Necesitamos tener mejores bancas, cubridores y letreros en las paradas del autobús.

“El problema es que tenemos que ser el ejemplo y no solo pensar que el transporte público es una necesidad sino un recurso”, explicó Marshall. “Pero hasta que la gente empiece a usar lo no hay camiones o conductores seguros porque se tienen que parar rutas por falta de fondos.

Marshall es una madre, esposa, abuela, vecina, escritora, ex miembro de las reservas del ejército de EE. UU., vecina, y mucho más. Ella trabaja como una escritora independiente y ha publicado contenido y copia en revistas y diferentes sitios electrónicos. Puedes encontrar su contenido escrito en onlyinark.com, AY magazine, y Citiscapes.

Breybinda Alvarez
balvarez@nwadg.com

About Author

Breybinda Alvarez

Breybinda Alvarez

Related Articles

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias