La Prensa Libre

Blog

Manifestación para Vanessa Guillén en el Noroeste de Arkansas

Manifestación para Vanessa Guillén en el Noroeste de Arkansas
July 09
00:00 2020

SPRINGDALE — Vanessa Guillén es el nombre que ahora esta sobre todo el internet. Desde niña a los 10 años soñaba con enlistarse en el Ejército de los Estados Unidos. Una joven de 20 años quien desapareció el 22 de abril del 2020 en la base militar de Fort Hood en Texas, la instalación militar más grande del país con una capacidad hasta para 90,000 personas.

Su familia la reporto perdida y no recibían información sobre que le paso. Días antes le había revelado a su madre que un sargento la acosaba sexualmente.

Después de insistir y de no descansar hasta que el Army tomara acción el caso empezó a desarrollarse. Cuando se reveló la información, todavía había un período de espera mientras identificaban el cuerpo y se aseguraban de que fuera Guillén. En este punto, su familia y muchos otros tenían el presentimiento de que era ella.

Natalie Kahwan, la abogada de la familia Guillén dijo que la soldada fue asesinada con un martillo y luego desmembrada dentro de la instalación militar.

Otros detalles del caso incluyen que su cuerpo fue encontrado entre cemento para esconder el cuerpo. Hasta el momento lo que se sabe del caso es inhumano y difícil de escuchar. Lo que sufrió esta soldada es algo que no se imagina uno que pasa en bases militares dentro de los Estados Unidos.

Esto ha provocado muchas preguntas sobre la seguridad dentro de estas sedes del Ejército de Estados Unidos.

La familia de Guillén dijo que ella les dijo que estaba “muy asustada” después de que Aaron David Robinson la observara en un vestuario después de que ella se duchara en la base.

“Creemos que Vanessa le dijo que lo iba a denunciar, y por eso la golpeó”, dijo la abogada.

La familia de Guillén está pidiendo una legislación federal para mejorar la forma en que el ejército trata el acoso sexual. Funcionarios del ejército dijeron que no tenían ninguna queja de que Guillén fue acosado sexualmente, pero que estaban investigando.

Las hermanas de Vanessa Guillén, Mayra y Guadalupe Guillén, dijeron que el Ejército no hizo lo suficiente para protegerla. “Nunca respetaron a mi hermana”, dijo Lupe.

Ellas piensan que fue acosada mas de una vez por diferentes personas. El nombre que les dio a ellas y su madre no es el mismo nombre que le conto a su mejor amiga.

No reportó oficialmente el incidente por miedo a represalias dentro del Ejército y por miedo a que le pasara algo a su familia. No quería que la acusaran de insubordinación, así que decidió que ella se encargaría del asunto.

“Quería cuidar su carrera, no quería que se viera afectada por la denuncia, porque sabemos que el acoso sexual no es un delito en el Ejército”, dijo Kahwan, abogada de la familia.

Según el FBI, Robinson golpeó a Guillén en la cabeza con un martillo en una sala de armas donde estaba trabajando, luego movió su cuerpo desde la base en un baúl con ruedas. El FBI dijo que recogió a su novia Cecily Aguilar en la gasolinera donde ella trabajaba, y se dirigieron al río León a unas 20 millas al este de la base.

Aguilar está acusada de ayudar a Robinson a desmembrar el cuerpo con un machete y otras herramientas. Intentaron quemar los restos antes de enterrarlos en tres tumbas poco profundas y, días después, regresaron y pusieron concreto en las tumbas, según el FBI.

Los investigadores descubrieron que Robinson y Aguilar estaban juntos en la orilla del río León gracias a los datos de su teléfono celular.

Los restos de Guillén fueron encontrados en la orilla del río el 30 de junio.

“Bebé, encontraron pedazos, encontraron pedazos”, advirtió Robinson a Aguilar en una llamada después de enterarse de que los medios informaban que los restos habían sido descubiertos.

Después de decir por primera vez que no sabía nada sobre la desaparición de Guillén, Aguilar confesó en haber ayudado a enterrar el cuerpo, pero Robinson huyó y se suicidó a las 1:30 a.m. aproximadamente el 1 de julio cuando la policía se le acercó en una calle de Killeen, dijeron las autoridades.

La familia de Guillén cree que Robinson la mató para evitar que ella presentara una denuncia de acoso sexual contra él.

El lunes, le dijo a un juez federal en Texas a Aguilar que si entendía el cargo que enfrentaba de: manipular las pruebas. Contesto, “Sí, claro”.

Irvin Camacho hablo con Cesar Espinoza el director ejecutivo de Fiel Houston sobre el caso de Vanessa Guillén en su podcast llamado district3podcast. Puede escucharlo en 99.9 FM, Spotify, o Anchor. Sígalos en Instagram o Facebook. Para escuchar como puede ayudar a la familia Guillén o saber mas sobre el caso y que sigue vaya a escuchar el podcast.

Perla Rodríguez y Yanett Pinales organizaron una pequeña manifestación en el 204 del la calle N. Thompson, suite 6 en Springdale enfrente de Pa’la Fiesta el 4 de julio a las 10:00 a.m.

La invitación se realizo en Facebook. Se les pidió a los que iban a asistir de ir en blanco para honrar a Vanessa. También se les recordó que llevaran su mascarilla y que mantuvieran los seis pies de distancia.

El propósito fue que se unieran a #justiceforvanessaguillén y que llevaran sus propios carteles. Advirtieron que seria algo tranquilo para pedir justicia para una madre que está sufriendo por su hija!

El cuatro de Julio es un día festivo en los Estados Unidos que se celebra la independencia de ser libre en este país. Pero este año mucha gente no se sentía en estado patriótico. ¿Como podían celebrar la independencia cuando su país esta pasando por momentos horribles? Es difícil celebrar con una pandemia, protestas de brutalidad policial, manifestaciones de Black Lives Matter y ahora la muerte de una soldada latina después de ser acosada sexualmente.

Muchos piensan que su país le falló, el ejército le falló. Se inscribió para proteger a su país y no merecía morir así porque su país no la protegió a ella.

El evento fue algo de ultimo momento y a pesar de que se les invito a la comunidad tarde, llegaron varios a exigir justicia para Vanessa.

“El motivo de esto es para pedir justicia por Vanessa, por su familia, por todas las mujeres que están las bases militares que no tienen que ser acosadas”, dijo Rodríguez.

Muchos carros pasaron y pitaron en apoyo a la manifestación.

“Queremos que las familias sepan que estamos con ellos en estos momentos que no importa donde estén como latinos estamos unidos”, dijo Pinales.

Ellos gritaron: “¿Que Queremos?”, “¡Justicia!”, “¿Para Quien?”, “¡Vanessa!”, “¿Cuándo?”, “¡Ahora!”. “¡Si se puede!”. “¡Justicia para Vanessa!” y “¡Sin justicia no hay paz!.

El 5 de Julio un día después de la manifestación local, la abogada de la familia, Kahwam, confirmó que los restos sí pertenecían a Vanessa Guillén. Las autoridades militares que los estudiaron llegaron a esa conclusión.

Arkansas Hate Watch estuvo presente y ayudo a repartir el mensaje con su audiencia. Habrá una vigilia hoy jueves, julio 9 a las 8:00 p.m. sobre la calle Emma y la Thompson.

La vigilia será para Vanessa Guillén y Gregory Morales. Rodríguez dijo que pueden llevar flores y veladoras. Harán un altar improvisado en su memoria.

Breybinda Alvarez
balvarez@nwadg.com

About Author

Related Articles

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias