La Prensa Libre

Blog

Voluntarios llevan consejos y compañía a las escuelas

Voluntarios llevan consejos y compañía a las escuelas
November 25
01:00 2010

Jocelyne Pruna/ La Prensa Libre - La mentora Marcela Arce enseña a los estudiantes de Robert E. Lee Elementary algo en su celular. Ella renunció a varios de sus cargos en la comunidad para poder dedicar los viernes a los estudiantes de cuarto y quinto grado.

Estudiantes de primaria recogen sus bandejas durante el almuerzo y se sientan a comer en la cafetería.
Los viernes esa dinámica cambia para varios estudiantes de la primaria Robert E. Lee en Springdale.
Ellos se reúnen con mentores hispanos para compartir cuentos, consejos, y crear una buena amistad. Esto es parte del programa Mingling Mentors.
Paúl Gálvez, de 11 años, llegó con una sonrisa y comentó que leen cuentos y hablan de sus vidas.
“Es muy divertido”, dijo Gálvez.
Erika Herrera, de 11 años, que se sentó al lado de Gálvez, dijo que después de leer los cuentos como grupo, discuten lo leído.
“No sólo puedes compartir con las personas que conoces pero puedes estar con personas que te pueden ayudar y los proyectos son divertidos”, dijo.
Los niños en ese día fueron recibidos por las mentoras Cynthia Castilla, Marcela Arce, y Emma Martínez. Otros mentores son Virgil Guerra y John Sampson.
Ese viernes estaban aprendiendo acerca de las desventajas de dejar las cosas para más tarde.
Después de la clase las tres voluntarias comentaban cómo se encariñan con los niños y preguntaban por los que se ausentaron.
Cynthia Castilla coordina el programa junto con Virgil Guerra. Castilla creó el programa como parte de su labor como subdirectora de la junta directiva estatal de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos.
Los mentores almuerzan con estudiantes de cuarto y quinto grado cada viernes y hablan de distintos temas como hábitos de estudio, autoestima y cómo lidiar con la intimidación, dijo Castilla.
“Trabajamos con el director para que nos den los estudiantes más brillantes y también los que tienen problemas en la escuela para tener un grupo representativo y diverso”, dijo.
“Así los estudiantes sobresalientes pueden ser mentores de los otros estudiantes”, dijo.
Es un compromiso inmenso de venir cada viernes por ocho a nueve semanas, dijo Castilla.
Ese compromiso es uno que Marcela Arce está dispuesta a hacer. Ella tuvo que pedir permiso con su jefe para poder salir del trabajo unas horas cada viernes.
“Tuve que renunciar a mi puesto de tesorera, también estuve en la mesa directiva de Ozark Transit. Tuve que enfocarme en uno y elegí a los niños”, dijo.
Arce dijo que la ayuda es recíproca porque los niños llenan el vacío de sus hijos ya que se le dificulta participar en sus escuelas que quedan en Rogers. Además, al darles consejos, ellos también le ofrecen los de ellos.
“Les di un ejemplo de no estar preparada para una presentación y me dijeron ‘entonces ya sabes que vas a tener que prepararte días antes para la próxima’”, dijo Arce.
Emma Martínez dijo que los niños también llenan el vacío de sus hijos que ya son adolescentes.
“Viniendo aquí para ser mentora noto que uno puede darles consejos que le daríamos a nuestros hijos y son más receptivos a escucharte”, dijo.
“Me gusta ser mentora porque conozco a nuevos niños y son tan lindos”, dijo.

About Author

nwadmin

nwadmin

Related Articles

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias